La influencia de los reptilianos sobre la teoría del estado profundo no es nueva, se puede encontrar en muchas tradiciones y culturas, así como su infiltración en todos los poderes de este planeta.

Esta teoría fu popularizada por el trabajo de David Icke, quien recibió muchas burlas por ello, pero ¿qué enigma se cierne sobre el Vaticano? ¿qué puede haber de la conexión reptiliana con la Santa Sede? ¿Qué esconden los 17 millones de páginas de los Archivos Secretos del Vaticano?

El búnker documental de la Santa Sede guarda escritos de un altísimo valor histórico: el juicio a los templarios, cartas de Miguel Ángel, notas sobre el juicio a Galileo Galilei en 1633 o las cartas enviadas de Pio XII a Hitler.

Sin embargo, uno de los grandes secretos del Vaticano es el tema extraterrestre. La información que pudieron obtener en el caso Roswell, la recuperación de cuerpos extraterrestres y otros casos más siguen guardados celosamente en el bunker vaticano.

Pero La ciudad del Vaticano podría ocultar secretos sobre una civilización alienígena conocida como “los reptilianos”. El papa Francisco ha demostrado ser un estadista muy astuto y un orador carismático, por lo general sus palabras suelen transmitir mensajes ocultos.

Sin embargo, lo que más nos llama la atención es que últimamente ha habido una variante considerable en la terminología usada por el jerarca católico para referirse al maligno, a quien ahora llama “el gran dragón, la serpiente antigua”, dando a entender que Satanás pudiera ser un reptil o mejor dicho un reptiliano. En este orden de ideas es un hecho que Francisco conoce de la existencia de los reptilianos y de los planes que tienen para dirigir a la humanidad.

Este asunto tiene muy preocupado al Papa de Roma, puesto que están involucrados seres de inteligencia superior a los cuales no puede controlar, con quienes no funcionan las tácticas represivas de disuasión que le han producido tan buenos beneficios con la humanidad durante miles de años.

Por esta razón el papa prepara el terreno enviando mensajes subliminales, para que cuando los reptilianos aparezcan públicamente, la población los identifique como los hijos de la serpiente antigua.

Las instalaciones utilizadas para las audiencias del Papa en el Vaticano encierran un gran misterio. Su arquitecto, Pier Luigi Nervi, creó un auditorio para 6300 personas con algunos símbolos escondidos, pero a la vista de todos.

Podemos comprobar hasta cuatro elementos importantes que simulan serpientes con sus ojos, escamas y colmillos. Las  dos ventanas a cada lado del edificio que parecen ojos. En el centro de la forma del ojo, empiezas a ver una hendidura que podría parecer un ojo de reptil.

Luego a cada lado, dos colmillos afilados y puntiagudos. El techo y los lados del edificio también parecen escamas.

Pero hay más. Este trono es parte de la decoración de la santa sede del Vaticano, específicamente en la Sala de Audiencia Pablo VI. Se trata de una enorme estructura de bronce en la que el sumo pontífice reposa durante las reuniones, fue un encargo del Papa Pablo VI en el año de 1965.

Esta pieza se llama Resurrezzione y fue creada por el escultor italiano Pericle Fazzini en 1971. Es difícil verlo desde el frente, pero cuando se mira la estatua desde los lados, donde los patrocinadores se sientan, se vuelve sorprendente, desde ambos lados la cabeza de Jesús se parece a la cabeza de una serpiente.

¿Qué representa una gigantesca escultura de una piña en medio del Vaticano?

En el lenguaje esotérico, la piña, en referencia a la glándula pineal, es el símbolo del “Ojo de la Mente” o tercer ojo. En otras culturas, como la egipcia, el tercer ojo o Glándula Pineal es lo que los conectaba con sus propios dioses y con la Gran Mente del Todo, es el archiconocido Ojo de Horus, cuya forma encontrada dibujada a veces con lapislázuli se asemeja también a la anatomía cerebral que rodea a la Glándula Pineal. Este simbolismo se ve en imágenes de los anunnakis o reptilianos.

Esfera dentro de Esfera del arquitecto italiano, Arnaldo Pomodoro, ubicada en el Patio de la Piña, se ve en el centro y al final de la foto, bajo el arco de la estructura principal del edificio.

Pero la esfera ¿Qué oculta tras sus intrigantes formas? ¿Por qué la escultura, Esfera dentro de Esfera, se encuentra en el Patio de la Piña y no en otro lugar del Vaticano? Debemos empezar a darnos cuenta de que fue deliberadamente diseñado para aparecer de esta manera.

Las investigaciones demuestran que hay un gobierno oscuro que controla nuestro mundo, se ha filtrado que pudiera tener una influencia extraterrestre, una en particular, los reptilianos… Se supone que se trata de un grupo de personas de alto nivel adquisitivo y político, que controlan el mundo a sus anchas.

La Iglesia al tener numerosos seguidores, sería una vía por la que mandar mensajes subliminales. Estas personas tendrían el símbolo del réptil como icono de su forma de vida, ya que parece que sus ideales coinciden con la forma de ser de los reptilianos.

Si te ha gustado este artículo puedes darle al like y compartirlo en tus redes sociales. Además, puedes seguirnos en Facebook y Twitter para conocer todas las novedades de nuestro blog y comentar nuestros post. No olvides suscribirte a nuestro canal de Youtube ¡esperamos vuestros comentarios!

Dejar respuesta