En 1919, nació en Alemania una sociedad secreta llamada “TULE”, la cual se ramificó por todo el país, siendo Múnich su central. Gran número de miembros de la sociedad se alzaron en clara oposición contra la República Socialista de Baviera. Fundaron un partido político, nombrando en 1921va su portavoz: Adolf Hitler, un joven conocido por sus creencias ocultistas.

El plan de Hitler de fundar un imperio milenario le fue inspirado por miembros de la sociedad TULE. Las ambiciones políticas de la sociedad generaron la formación de pequeños grupos independientes uno de los cuales fue la sociedad VRIL. Las religiones orientales siempre han quitado el sueño a más de un occidental. Bucear en la historia de religiones tan antiguas como India, Tíbet e incluso el Japón, implica riesgos sino se toman las debidas precauciones. A través del tiempo distinguir la Mitología de los verdaderos sucesos se torna una tarea casi imposible para aquellos que se sumergen en aguas que no son siempre limpias. Buscar la iluminación o alcanzar el Nirvana es tarea para pocos.

A finales de 1919 un selecto grupo compuesto por miembros de la sociedad TULE y VRIL, celebraron una reunión en un antiguo caserón. Llevo la voz cantante el doctor Shuman, su especialidad eran las energías alternativas. Presidio la reunión la médium María Ostiz, también estaba presente otra médium, la joven Sira de 18 años. María Ostiz mostró unos textos que según ella había recibido de unos espíritus. Uno estaba escrito en idioma Sumerio y el otro estaba cifrado en el código secreto de la Orden Templaría. Ambos textos fueron traducidos, eran planes para el desarrollo de una tecnología avanzada que permitiría el poder llegar a las estrellas. Por eso no sorprende que hasta una comunidad tibetana se  instalara en Berlín, seguidores del budismo de gorros negros de Haushofer, porque no hay dudas que los nazis del Tercer Reich eran vistos como los hijos esperados que devolverían el poder a las Jerarquías de las Tinieblas.

La Teoría del Espacio Vital fue la llave que permitió a Hitler planificar la conquista de gran parte de Europa. Las derivaciones de las enseñanzas ocultistas de Haushofer con su distorsionada visión de la Doctrina Secreta dieron paso a los campos de concentración donde pueblos enteros perdieron la vida por no comulgar con los principios de la raza ideal. Los horrendos experimentos a que fueron sometidos gran parte de los prisioneros judíos demuestra hasta qué punto estos aprendices de magos estaban comprometidos en la satisfacción de las Jerarquías del Mal. De Haushofer se decía que podía prever el futuro, pero jamás imaginó este mago negro, que su propio hijo intentaría matar a su discípulo preferido (Hitler), resultando éste ileso del complot contra su vida.

Los nazis y sus misteriosos experimentos
Los nazis y sus misteriosos experimentos

Albrech Haushofer fue sentenciado a la horca junto a otros conspiradores y en uno de sus bolsillos ensangrentados se encontraron unos versos manuscritos: El destino había hablado por mi padre / de él dependía una vez más / rechazar al demonio en su mazmorra. Mi padre rompió el sello. / No sintió el aliento del maligno / y dejó al dominio suelto por el mundo. Karl Haushofer mató a su esposa Martha y se suicidó en un ritual japonés. Digno final para el que fuera un geógrafo y ocultista de lo siniestro. A partir de estos momentos los miembros de la sociedad Vril, se consagraron a la realización de una de las ideas que nunca jamás habría podido concebir la mente humana, la propulsión por levitación.

Después de la llegada al poder del partido Nacional Socialista con Hitler al mando, las sociedades ocultistas pasaron a la clandestinidad. La sociedad TULE creó en el interior de la “SS” una organización secreta llamada Sol Negro.

La sociedad VRIL continúo sus investigaciones científicas, por lo que parece ser,  esta sociedad a mediados del año 1934 creó su primera nave circular experimental propulsada por energía antigravitatoria. La “RFZ-1”.

Los responsables de su construcción fueron el profesor Shuman y un ingeniero de vuelo. A finales del año 1934 la sociedad VRIL había construido otra nave la “RFZ-2” con un sistema de propulsión muy mejorado y por primera vez un sistema de dirección por impulsión magnética. Tenía unos cinco metros de diámetro y poseía una de las características peculiares de los Ovnis: desaparición óptica de su entorno a causa de su aceleración y variación de su color según el nivel de su potencia, rojo, naranja, amarillo, verde, azul, blanco o violeta. A pesar de su sofisticación técnica las naves circulares llamaron muy poca la atención a los políticos de aquella época. La sociedad Sol Negro vio los resultados obtenidos por la sociedad VRIL y empezó la fabricación de su propia nave circular. A finales de 1938 y habiendo combinado varias tecnologías (entre ellas la de los motores construidos por la sociedad VRIL) fabricaron una nave circular de reducidas dimensiones propulsada por hélices, la “RFZ-4”.

En el año 1939 la sociedad Sol Negro ya había construido otra nave circular, la “RFZ-5”, la primera gran nave espacial de 26 metros de diámetro y 9 metros de altura con el nombre de  Haunebu I. El primer vuelo de esta nave se desarrolló bajo fuertes medidas de seguridad en el mes de Agosto de 1939.En Julio de 1942 se empezó a hablar de una nave circular de ascensión vertical propulsada a reacción y a finales de este mes se hicieron los ensayos prácticos en el mar báltico. En el primer vuelo de prueba alcanzó a una altura de 23.800 metros y en su segunda elevación alcanzo los 24.200 metros. En el invierno de 1942 una nueva nave circular atravesó el campo de pruebas de la sociedad VRIL, se la llamó la “VRIL-1”. Con un solo tripulante y once metros de diámetro, estaba equipada con dos cañones CMK 108, calibre 300 y dos ametralladoras MG 17. Al mismo tiempo que se estaba probando esta nave, se intentaron hacer contactos sobrenaturales y ya tenían los planos para la construcción de una nave mucho más grande la “VRIL-7”.

A finales del mismo año el departamento de investigación de la “SS” comenzó a trabajar en una versión más sofisticada del Haunebu I, el Haunebu II; tenía 31 metros de diámetro y 11 de altura. Su velocidad en vuelo tenía que ser de 6.000 kilómetros / hora dentro de la atmósfera terrestre y se creía que podría viajar por el espacio exterior. La “SS” aun tenía planes mucho más atrevidos, habían diseñado una nave, la Haunebu III de 120 metros de diámetro, e incluso diseñaron una estación espacial gigante a la cual llamaron “Maquina Andrómeda”, su peso era de 100 toneladas y aun así eso no les era problema para ponerla en órbita.

Los días 3 y 4 de Enero de 1944 Adolf Hitler se reunió con los miembros de la sociedad para abordar el gran proyecto VRIL, el lanzamiento de una enorme nave espacial a través de un canal dimensional, un espacio franco a la velocidad de la luz hacia el Universo. El Ingeniero Andreas Epp que fue diseñador de platillos volantes para la “SS” dijo: “Havermound estudió mis planos y en una primera fase construyó platillos volantes. Hubo una segunda producción en la cual tuve conocimiento de que hicieron un platillo volante de 42 metros de diámetro y también me enteré que este platillo tenía que ser enviado a las montañas de Noruega y vuelto a llevar a su base, por ondas de radio a través de una emisora desconocida y un código secreto por radiocontrol. Finalmente termino destrozándose al aterrizar en las montañas, porque colisionó aparatosamente y no pudo volver. Después fui a Praga para informarme sobre la construcción de mi platillo volante. Fui a la factoría Escoda y quise entrar. Me preguntaron qué es lo que quería, yo dije;- informarme sobre mi platillo volante y me dijeron ¡cierre la boca! no tendría que hablar de esto y cuando vieron que estaba informado del tema se cerraron en banda y no pude insistir más. Después de esto fui a la afueras de Praga, donde se tenían que realizar las pruebas de vuelo, llevaba mi cámara de fotografiar. Era Noviembre o Diciembre y las pruebas no se tenían que realizar hasta Febrero. De pronto vi llegar algo, no tenía alas ni nada que se le pareciera, me quedé muy sorprendido, le hice una fotografía y en el tiempo de avanzar el carrete ya lo tenía encima, hice una segunda fotografía y vi que se trataba de una nave circular, de un platillo volante”.

Si te ha gustado este artículo puedes darle al like y compartirlo en tus redes sociales. Además, puedes seguirnos en Facebook y Twitter para conocer todas las novedades de nuestro blog y comentar nuestros post.

Dejar respuesta