Las luces de Phoenix es uno de los fenómenos OVNI más interesantes de la historia, una serie de avistamientos OVNI sobre Arizona y Nevada en la noche del jueves 13 de marzo de 1997.

El hecho de que el gobierno de los Estados Unidos confirmara que habían objetos voladores que no pudieron identificar recobra más misterio. Este evento fue visto por más de 20.000 personas.

Un enorme objeto de forma triangular en el cielo, con siete u ocho extrañas luces recorrió más de 480 km, desde Nevada hasta Tucson. El misterioso avistamiento fue denominado “las luces de Phoenix”.

Instantes después, cientos de llamadas inundaron las comisarías de policía de Phoenix relatando el inexplicable suceso y, con la ayuda de los diferentes medios de comunicación, se produjo inevitablemente un acontecimiento sin igual, un avistamiento masivo en la ciudad de Phoenix.

La prensa local de Phoenix publicó más tarde portadas como:

“El mas grande avistamiento OVNI de la historia ha dejado anonadados a los jefes de defensa y  miles de testigos están ahora convencidos de que no estamos solos”.

Un gigantesco objeto en forma de “V” con luces rojas y blancas navegó más de 200 millas sobre Arizona…”

“El ovni se movía lentamente y se calculó su tamaño al equivalente a tres campos de fútbol, fue visible aproximadamente durante dos horas….”

“También se cuentan entre los principales testigos a pilotos y controladores del tráfico aéreo que operaban en ese momento…”

Varios testigos lograron capturar con su cámara de vídeo al ovni que pasaba a baja altura sobre algunos puntos de la ciudad, cerca de las 20:15 horas.

Incluso un camionero observó tres enormes aviones cazas tratando de interceptar la misteriosa nave afirmando que “el ovni se disparó hacia arriba y desapareció, por lo que pienso que he visto algo que no pertenece a este planeta…

Aunque cientos vieron las luces, sólo un puñado de personas lograron capturar las luces con una cámara, uno de ellos fue la doctora Lynne Kitei.

Casi dos décadas después ha hablado sobre este importante evento,  afirmando que un nuevo análisis de alta tecnología podría echar por tierra algunas de las explicaciones ofrecidas.

“Porque no tengamos la tecnología para definir lo que son estas cosas no significa que no sean reales”, dice Kitei.

Todos estos acontecimientos llevaron a la secretaria de estado de Arizona y exconcejal de Phoenix, Francis Emma Barwood, a solicitar una respuesta a las autoridades militares.

Los oficiales de las bases de la fuerza aérea en Phoenix negaron que alguna de sus aeronaves fuera responsable de los avistamientos y que existiera alguna maniobra militar que se pudiera relacionar con el suceso.

Pero las autoridades no se detuvieron en su intento por dar una explicación a lo ocurrido. El gobernador de Phoenix, Fife Symington, ofreció una rueda de prensa en la que afirmó que se trataba de unas prácticas de los servicios militares y que no había por qué preocuparse ni armar tanto revuelo.

Sin ir más lejos hizo subir al escenario en el que pronunciaba estas palabras a su ayudante, pero no en calidad de humano, sino vestido de extraterrestre para satirizar la situación y hacer ver a la ciudadanía que era ridículo creer en la visita de seres extraterrestres, pues no existían.

No obstante, en marzo de 2007, el ya exgobernador de la ciudad afirmó en una entrevista con The Daily Courier que él también vio las luces y que tenía claro que se trataba de “tecnología de origen desconocido, no era de este mundo”.

Después de 23 años desde el caso más documentado en la historia sobre ovnis, los astrónomos locales y testigos todavía se preguntan que voló aquella noche sobre el cielo de Phoenix. Una de las teorías más interesantes fue la del astrónomo Steve Kates, que cree que un gran dirigible de vigilancia sobrevoló Arizona, mientras que por otro lado las luces de bengala esperaban distraer a  observadores del cometa Hale-Bopp

Otro  de los testigos  fue Mark Chapman: “nosotros supimos que aquello no era un avión o cualquier cosa. Yo he visto luces de bengala antes. Esto no encajaba con ellas, pues estas luces fueron equidistantes, moviéndose juntas, sobrevolando”.

Kurt Russell alertó del mayor avistamiento de ovnis de la historia. El actor ha revelado que él fue el primer testigo que alertó a las autoridades del mítico avistamiento de ovnis que tuvo lugar en Arizona en 1997. Un piloto de un jet privado confesó haber visto una serie de seis luces en el cielo mientras aterrizaba. Este suceso apareció en todos los medios de comunicación de la época ya que durante tres horas miles de personas aseguraron haber visto esas misteriosas luces: «yo fui el piloto que primero vio esas luces», afirma Russell.

Un ex aviador de la Fuerza Aérea de EE.UU. filtró recientemente imágenes militares clasificadas del fenómeno ovni de Phoenix. Según los informes, se ven las capturas de imágenes nunca vistas de la cabina de los aviones de combate Lockheed-Martin F-16 y Fairchild Republic A-10 en acción la noche del incidente original hace 23  años. Estas imágenes  fueron filtradas por el periodista David Collins. El video de FLIR (visor nocturna) supuestamente muestra naves militares y desconocidas en la noche del avistamiento masivo sobre Phoenix en 1997.

Pero el suceso vuelve a ocurrir de nuevo esta vez en Octubre de 2018 , unas extrañas luces vuelven a surcar el cielo de Phoenix. Desde el Ejército y los aeropuertos de Phoenix no saben explicar qué eran las cuatro luces rojas que cruzaron el cielo de Phoenix, durante tres horas.

Los testigos captaron fotografías de unas luces que avanzaban formando un cuadrado primero y un triángulo después. La Fuerza Aérea se apresuró a decir que no se trataba de operaciones suyas, como recoge Fox News.

Ian Gregor, portavoz de la Administración Federal de Aviación, aseguró que las luces fueron avistadas, pero que no saben explicar qué eran. Pese a que la versión oficial habla de trece minutos de avistamiento, muchos ciudadanos que pudieron verlas aseguraron que permanecieron visibles en el cielo durante unas tres horas.

A día de hoy continúa siendo un gran misterio. Aunque para algunos ya tiene una respuesta clara: aquellas luces no eran de este mundo.

Si te ha gustado este artículo puedes darle al like y compartirlo en tus redes sociales. Además, puedes seguirnos en Facebook y Twitter para conocer todas las novedades de nuestro blog y comentar nuestros post. No olvide suscribirte a nuestro canal de Youtube ¡esperamos vuestros comentarios!

Dejar respuesta