Secureteam10, portal dedicado a la investigación del fenómeno Ovni, subió un vídeo que muestra, con ayuda de los mapas de Google Earth, el descubrimiento de una una nave espacial en la isla San Pedro, en la Antártida. El vídeo se titula ¿Qué se estrelló sobre la Antártida?, y ha sido publicado el 3 de marzo de 2018.

En el vídeo se puede observar las huellas de deslizamiento por la nieve del presunto OVNI que habría dejado antes de que terminara de estrellarse por completo. “Se trata de un objeto masivo y alargado, con la forma de un puro“, destacan. Según los cálculos de estos investigadores el platillo tendría 73 metros de diámetro.

A pesar de lo notorio de las imágenes, científicos especialistas como el geógrafo de la Universidad Keele, Richard Walker, han mostrado mesura y escepticismo al respecto, al señalar que solo se trató de una avalancha de nieve registrada en la isla de San Pedro, en la Antártida.

Según publicó el tabloide británico The Sun, un exmilitar que había estado en la isla con la Marina Real británica también desmintió la teoría extraterrestre: “La estación de investigación de la isla nos pidió que realizáramos un reconocimiento fotográfico en toda la zona para documentar la población y las ubicaciones de los renos”, comentó el  exmilitar. “Como fotógrafo en ese reconocimiento, puedo confirmar al cien por cien que lo que ve en la imagen es solo el resultado de un deslizamiento glacial. Lo siento.”

Parece haber un interés de los principales medios de comunicación por desmentir este nuevo misterio en la Antártida y  lo que están consiguiendo es el efecto contrario: teóricos de la conspiración y ufólogos defiendan mucho más la teoría extraterrestre y aseguran que los grandes medios forman parte de un encubrimiento extraterrestre.

p110b.TIF

Pero hay algunos “descubrimientos” realizados con Google Maps que todavía no tienen explicación y que el gigante tecnológico ha censurado.

Un militar español le relató al investigador Josep Guijarro su aventura a bordo del buque oceanográfico Hespérides, durante una campaña a la Antártida que tuvo lugar en el año 2001.

Junto a otros dos compañeros, desde el puente de mando del Hespérides vieron caer del cielo una potente luz circular, de color verde, incandescente, que se perdía tras los cerros de la isla volcán. No le dieron mayor importancia hasta que, al día siguiente, el militar tuvo que tripular una embarcación tipo zodiac para que los científicos del proyecto pudieran realizar mediante batimetría el perfil de las costas de Decepción. A media tarde llegaron a una cala conocida como Péndulo y entonces contemplaron algo que les dejó atónitos. Empotrado contra un talud había un platillo volante. Trataron en vano de rodear a pie todo el perímetro, ya que debía poseer unos 60 metros de diámetro y su fuselaje presentaba una abertura.Por radio comunicaron con el capitán y esperaron instrucciones. Minutos más tarde, ya en compañía de los mandos, se les ordenó volver.

No es la primera vez que en la isla Decepción ha habido avistamientos Ovni, el 3 de julio 1965, una fragata de la Marina Argentina protagonizó un espectacular avistamiento ovni que ocupó titulares en la prensa de este país austral. El comunicado de la Marina hablaba de una “masa de forma lenticular”. Es decir, dos superficies cóncavas adosadas que formaba una especie de lenteja que se movía en el firmamento cambiando de color; del rojo al verde.

Otro avistamiento reportado en Decepción tuvo lugar dos años más tarde, en plena erupción del volcán. Se tomaron cientos de fotografías de aquél fenómeno de la lava y el agua hirviendo. En una de ellas, se ve claramente la presencia de otro ovni lenticular.

¿Casualidad? Algo que nos ocultan está pasando en esta lejana tierra de nadie.

Si te ha gustado este artículo puedes darle al like y compartirlo en tus redes sociales. Además, puedes seguirnos en Facebook y Twitter para conocer todas las novedades de nuestro blog y comentar nuestros post.

Dejar respuesta