La hipótesis de que en el pasado Marte estuviera habitado por alguna civilización extraterrestre va tomando fuerza.

Según los expertos en anomalías de Marte “Mars Moon Space Photo Zoom Club (MMSPZC)”, las imágenes de la superficie marciana enviadas por la nave espacial Mars Reconnaissance Orbiter (MRO) han mostrado evidencias de estructuras extraterrestres en el planeta rojo.

No solo los teóricos de la conspiración están seguros, científicos como el Dr. John Brandenburg sostienen que antiguas civilizaciones marcianas fueron aniquiladas por una raza extraterrestre con armas nucleares. El autor de “Muerte en Marte: El Descubrimiento de una masacre nuclear planetaria” dijo que muchos de los isótopos nucleares en la atmósfera del planeta rojo son iguales a las de las bombas de hidrógeno en la Tierra y demuestran la teoría de que una raza humanoide vivió allí, pero fue exterminada por enemigos procedentes de otros mundos.

La lista de anomalías marcianas es interminable:  la gran pirámide, los túneles subterráneos, los restos de un platillo volador, o incluso las sorprendentes declaraciones de un ex trabajador de las Naciones Unidas en abril de 2015, quien aseguró que unas imágenes tomadas por uno de los rovers marcianos revelaba la existencia de una entrada a un enorme búnker subterráneo. Expertos aseguran que la mayoría de las bases extraterrestres de Marte están habitadas y la NASA es conocedora de ello, haciendo lo posible para ocultarlo a la población.“Cuando se publica la verdad, la NASA adopta la estrategia del silencio o inventan algunas explicaciones locas e hilarantes…”

En los últimos años, y gracias a supuestos contactados, han surgido relatos que hablan acerca de un pasado lleno de vida en el mencionado cuerpo celeste. Una de las más espectaculares, es la narrada por Drunvalo Melchizedek, en donde se habla de varias civilizaciones conviviendo hace más de un millón de años. Algo muy similar fue lo contado por Boriska, un niño índigo ruso, que afirmó en una entrevista haber vivido en Marte en una vida pasada. El pequeño contó, con lujo de detalles, cómo era la vida en ese remoto paraje.

Otro testimonio importante de que existe vida en Marte es el de Andrew Basiago y Thomas Stirling. Basiago tiene cinco grados académicos, incluyendo una licenciatura en Historia en la UCLA y una Maestría en Filosofía de la Universidad de Cambridge.Thomas Stillings era analista de operaciones de la Corporación Lockheed que había servido en la Oficina de Inteligencia Naval. Los dos manifestaron que de 1981 a 1983,  pasaron a teletransportarse a Marte a través de la llamada “sala de salto”, ubicada en un edificio ocupado por Hughes Aircraft en el nº 999 de Sepulveda Boulevard, en El Segundo, California, adyacente al Aeropuerto Internacional de Los Ángeles.

Ambos declaran que visitaron Marte, al menos dos veces. Según Basiago y Stillings, en el verano de 1980 asistieron a un seminario de tres semanas sobre Marte a fin de prepararlos para los viajes allí, a través de teletransporte. El curso fue impartido por el pionero de la visión remota Mayor Ed Dames , que entonces servía como oficial de inteligencia científica y técnica para el Ejército de los EE.UU. Se celebró en El Colegio de Siskiyous, una pequeña universidad cerca del monte Shasta in California. Según Basiago y Stillings, el Mayor Dames dijo durante su curso de capacitación: “De las 97.000 personas que hasta ahora hemos enviado a Marte, sólo 7.000 han sobrevivido después de cinco años.”

Basiago afirma haber estado con su padre en la Agencia Central de Inteligencia a partir de los 6 años para ser entrenado. Asegura haber visitado Marte a través de un portal cuántico, o Stargate en la cual es teletransportado de la Tierra a Marte en cuestión de minutos.

Según Andy, en 1968, la CIA ya estaba teletransportando individuos al pasado y al futuro para recuperar artefactos y traerlos de vuelta, mientras que los hologramas de los dispositivos llamados cronovisor también reunían información de inteligencia de los acontecimientos pasados y futuros.

Andrew D. Basiago, nos narra la historia oculta de su descubrimiento de la vida en Marte en 2008 y pone de manifiesto el hecho de que en 1968 la comunidad de inteligencia de EE.UU. ya era consciente de los aspectos de su posterior trabajo de Marte. Andy relata sus experiencias en los Proyectos DARPAs Pegasus durante el período 1969 a 1972, y describe las pruebas de los acontecimientos pasados y futuros que tomó a través de teletransportación, y cronovisión durante los primeros días de la exploración espacial del gobierno de los EE.UU. Se confirma que los Estados Unidos han estado teletransportando personal a Marte desde hace décadas, y cuenta el impresionante viaje inspirador y aterrador que llevó a Marte en 1981, después fue elegido para ir allí, porque ya se había teletransportado (a otros sitios) desde niño como participante en el Proyecto Pegaso.

Otras personas afirman haber estado en las bases de Marte

El ex soldado Michael Relfe, que pasó 20 años como miembro del personal de seguridad de un establecimiento de EE.UU. en Marte; el científico Arthur Neumann, quien ha declarado públicamente que fue teletransportado a un centro de EE.UU. en Marte para el Departamento de Defensa; Laura Magdalena Eisenhower , bisnieta del presidente de EE.UU. Dwight D. Eisenhower, quien en 2007 rechazó un intento encubierto de su contratación en lo que se le describió como una colonia secreta de EE.UU. en Marte. A todo esto, le debemos sumar las declaraciones del Capitán Kaye, el ex marine de los Estados Unidos que afirmó haber estado en una base militar secreta de Marte con la misión de proteger a las colonias de humanos de formas de vida extraterrestres.

Si te ha gustado este artículo puedes darle al like y compartirlo en tus redes sociales. Además, puedes seguirnos en Facebook y Twitter para conocer todas las novedades de nuestro blog y comentar nuestros post.

Dejar respuesta